Thursday 16 de August 2018

Compartir

Grandes industriales visitan Punta Catalina y expresan apoyo al proyecto estatal

17 julio, 2018

Campos De Moya, presidente de la AIRD, encabezó una visita de más de 20 empresarios a la central termoeléctrica.

Baní

El presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Campos De Moya, sostuvo que la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC) permitirá a los industriales dominicanos acceder a energía más barata y con ello mejorar sus niveles de competitividad, por lo que ese sector apoya decididamente el proyecto que ejecuta el Gobierno en la provincia Peravia.

“Yo creo que la planta (Punta Catalina) fue satanizada por los medios en el país y por politiquería”, dijo el dirigente empresarial. “Yo creo, y así lo hemos dicho desde el primer momento, que este proyecto era necesario para poder reducir los costos de producción de la energía eléctrica y hacer más competitiva nuestro sector industrial”, agregó.

En iguales términos se pronunció la vicepresidenta ejecutiva de la entidad, Circe Almánzar, quien junto a De Moyaencabezó una comisión institucional de la AIRD y de la Asociación Nacional de Usuarios No Regulados (ANUNR)que visitó el viernes la central termoeléctrica. Los empresarios miembros de estas organizaciones fueron recibidos por el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, y el administrador general de la CTPC, Jaime Aristy Escuder.

El dirigente de los industriales dominicanos dijo que la AIRD ha sido siempre un aliado de Punta Catalina, “y así lo hemos expresado cada vez que nos preguntan, porque nuestros asesores nos indicaron que se trata de un proyecto válido y beneficioso para el futuro del país”.

De Moya felicitó al presidente Danilo Medina y a quienes como Jiménez Bichara desarrollaron la idea de la planta que aportará al sistema 752 megavatios brutos a partir de diciembre de este año en una primera etapa y en el primer trimestre de 2019 con su segunda unidad.

Destacó que por sus características la central Punta Catalina es un proyecto de clase mundial, especialmente en lo que tiene que ver con las previsiones para evitar cualquier tipo de contaminación ambiental, aspecto en el que se han tomado medidas por encima de lo que exigen los parámetros internacionales.

Dijo entender que cuando la planta comience a operar habrá representantes del sector privado local e internacional que se interesarán en invertir en ella. “Ya hay algunos interesados, pero cuando opere y sea una realidad, las ofertas podrían concretarse y quizás a mejor precio”.

También expresó su satisfacción por el hecho de que casi 10,000 dominicanos trabajen en un proyecto de esta magnitud, que implica tanta tecnología, y que los deja en capacidad de laboraren otro proyecto que ya se está diseñando para montar un parque de industria pesada en la zona, tan pronto Punta Catalina comience a operar.

De Moya felicitó al presidente Danilo Medina y a quienes como Jiménez Bichara desarrollaron la idea de la planta que aportará al sistema 752 megavatios brutos a partir de diciembre de este año en una primera etapa y en el primer trimestre de 2019 con su segunda unidad.

En tanto que Jiménez Bichara explicó que los cálculos sobre el sector eléctrico dominicano indican que para el año 2030 la demanda de energía en el país será el doble de la actual, por lo que ya debió iniciarse la construcción de una central similar a Punta Catalina, aunque con inversión del sector privado.

Recordó que además de la electrificación acelerada del país, ya hasta los vehículos comienzan a demandar electricidad para moverse. Dijo que todavía están procurando gas natural para una nueva central, y que no ha sido descartado el proyecto de convertir a ese combustible el parque eléctrico de la región este del país.

Tras agradecer la visita de los industriales, abogó por el trabajo conjunto y coordinado entre los sectores público y privado.

Resaltó el inicio de 12 proyectos de energía renovable, incluyendo el parque solar más grande de la región, que será inaugurado el martes en Monte Cristi, y otro eólico en Barahona, que se inaugura en agosto.

Circe Almánzar

Tras destacar las que consideró “impresionantes dimensiones” de la Central y el puerto anexo al proyecto, la vicepresidenta ejecutiva de la AIRD, Circe Almánzar, destacó el hecho de que ya para el próximo año los industriales y la población en general comenzará a recibir energía que les permitirá bajar los costos e impulsar la competitividad.

Dijo que desde el principio los industriales entendieron necesaria esa inversión, sin importar quien la hiciera.Sin embargo, resaltó la necesidad de que las distribuidoras de electricidad reduzcan el nivel de pérdidas para que el aporte de Punta Catalina tenga sentido.

Dijo que aunque a los industriales Punta Catalina les conviene de todas maneras, el problema eléctrico del país no se resolverá si no se cobra el servicio. Abogó además por la firma del pacto eléctrico, que está ya consensuado.

Comentarios de Facebook

Compartir

1180 x 90 px